Cómo hacer videos testimoniales para tu eCommerce correctamente

Cómo hacer videos testimoniales para tu eCommerce correctamente

Un estudio del 2018 de Bright Local asegura que 84% de los consumidores en Internet (o de los encuestados) confían más en opiniones o reseñas de otros consumidores acerca de una marca o producto.

Lo cierto es que, aunque la publicidad tradicional haya quedado obsoleta y haya sido suplantada por metodologías como el Inbound Marketing, otras prácticas como la publicidad boca a boca o Worth of Mouth siguen vigentes.

Tu marca se encuentra ante una audiencia que es consumidora de contenido y que espera de ti información de calidad que los ayude y acompañe en su cotidianidad; si bien puedes ofrecerles eso, es evidente que tu gran objetivo es vender más.

Muchas personas, a pesar de los cambios en los hábitos de consumo y que las nuevas tecnologías tienen tiempo entre nosotros, aún no se sienten cómodas o están reacias a realizar sus compras por Internet.

Tal vez a ti mismo te ha pasado que algún amigo te recomendó algún eCommerce para comprar ropa, y tú seguiste su recomendación por el simple hecho de que te aporta más tranquilidad saber que alguien más ya realizó una compra en ese sitio y le fue bien.

Como puedes ver, hoy en día aún importan las opiniones de otros, y las recomendaciones de consumidores se ponen por encima de la de las marcas, por lo que incluir testimoniales no solo es positivo sino obligatorio para tu eCommerce.

Sin embargo, más allá de colocar textos, tener un video testimonial en el que muestres los rostros de las personas que ya han probado tus productos o servicios le da un plus incomparable a tu sitio.

Los videos son más atractivos por ser contenidos audiovisuales, dan mayor credibilidad en lo que se dice y, además, son más interactivos.

Tal vez les resulten más atractivos a los consumidores por el simple hecho de que solo están a un play de disfrutar la información y no tienen que hacer un esfuerzo en leer un texto entero.

Existen algunas prácticas poderosas para que tu video testimonial se luzca por encima de los competidores. Las compartimos a continuación:

 

 

  • Configura una estructura

 

Antes de realizar un guión para grabar tus videos testimoniales, es necesario que tengas claro cuál es la estructura correcta para que no se pierdan los objetivos que persigues.

Muchas personas o algunos de tus consumidores te pedirán saber qué decir ante las cámaras, así que aquí tienes una idea de cómo sería el hilo conductor de estos testimonios:

  • Presentación: debe haber una introducción con el nombre, la edad y algún otro dato que consideres relevante para tu empresa acerca de la persona frente a la cámara.
  • Dificultad: la persona debe presentar su problemática o necesidad; describir en pocas palabras cuáles son sus obstáculos para alcanzar sus metas.
  • Solución: cuáles son los beneficios que le ha entregado a la persona el uso de tu producto o servicio; cómo mejoró su calidad de vida luego de usarlo.
  • Llamada a la acción: indícale con un CTA claro a tu audiencia qué quieres que hagan luego de ver este corto.

Trata de no colocar nada más que esta estructura en tu video testimonial, pues es la información que basta para ser considerada como una recomendación de un consumidor a otro.

Si te explayas en explicar beneficios y atributos de tus productos y servicios, puedes caer en un video demasiado de venta para el gusto de tus audiencias.

2. Ubica una buena locación

Escoger el sitio en el que realizarás la grabación de tus videos testimoniales es tan importante como el video en sí; pues puedes transmitir muchas cosas o emociones con lo que se pueda apreciar.

Asegúrate de que el lugar que escojas vaya de acuerdo a la personalidad de tu marca.

Las locaciones en interiores, como estudios o casas transmiten privacidad y serenidad, y su enorme beneficio es que puedes controlar de manera más segura la iluminación y el audio.

Las locaciones exteriores transmiten diversión y atrevimiento, como es el caso de campos o parques, pero suelen ser difíciles de manejar por el poco control que se tiene de los ruidos o la poca o demasiada iluminación.

3. Guion

Antes de grabar el video testimonial debes tener un guión preparado por ti, en caso de que el consumidor no se sienta cómodo hablando frente a una cámara, sea olvidadizo o tímido.

Toma nota del caso de este consumidor y haz tú mismo un documento que refleje lo que esta persona debe decir frente a la cámara. Así evitarás errores o repeticiones de la toma sin necesidad.

4. Beneficios

Al ver un testimonio, un consumidor espera saber cuál es el valor diferencial que tiene tu producto para así tomar una decisión de compra.

Aunque tengas una estructura ya preparada y hasta cuentes con el guión, tal vez al protagonista de tu video no se le haga tan fácil expresar con palabras lo que tu marca ha hecho por él.

Por lo tanto, es recomendable que antes de comenzar la grabación, le hagas las siguientes preguntas (puedes añadir más si te resulta conveniente):

  • ¿Qué atributo específico te llevó a comprar este producto?
  • ¿Cuál es la ayuda que este producto ha prestado en tu vida?
  • ¿Cuál es la razón principal por la que le aconsejarías a alguien adquirir este producto?

Otra alternativa es que fomentes el storytelling y lleves a tu protagonista a contar su historia, esto podría mover las emociones de tus audiencias.


5. Hazlo breve

En Internet, las personas tienen el tiempo contado y si algún beneficio le ven a esta conexión, es la inmediatez.

Por lo tanto, haz que tu video testimonial sea lo más corto posible, siguiendo la estructura y las recomendaciones que te hemos dado.

Si tu video es muy largo, lo más seguro es que tus leads abandonen tu eCommerce sin haber realizado ninguna acción.

Lo aconsejable es que el video sea de uno o dos minutos como máximo.

6. Busca la naturalidad

Muchos eCommerce caen en el error de darle guiones a sus consumidores para hacer sus videos testimoniales, pero lo que dicen suena demasiado fingido.

Es preferible hacer unas cuantas prácticas antes de iniciar la grabación para asegurar que el material va a tener un tono amigable y directo, pero siempre natural.

Así que debes dejar que tu protagonista exprese sus ideas con sus propias palabras, e incluso usando un lenguaje coloquial si la personalidad de tu marca lo permite.

En conclusión, un video testimonial debe contener una problemática que tuvo una solución gracias a tu marca, con personas que expresen desde lo emocional cómo eso los hizo sentir. ¡Mucho éxito en tus grabaciones!

Photo by Burst from Pexels 

Los comentarios están cerrados.