Qué debe contener el calendario editorial de tu blog + tips

Qué debe contener el calendario editorial de tu blog + tips

Un calendario editorial es una herramienta o recurso de organización adaptado al plan de Marketing o a la estrategia de contenidos establecida por una marca. Se orienta hacia el logro de objetivos mediante el orden del contenido que saldrá semanal, mensual o anualmente en un blog.

Como escritor de posts de blog, debes sentirte identificado con la situación de la hoja en blanco. Te sientas en la computadora y de repente sientes que tu mente está como la hoja: totalmente en cero.

Esto es algo que le puede pasar a cualquiera, pero caer en el error de escribir lo que se te ocurra de repente es muy grave, pues podría tratarse de un contenido que tu audiencia no quiere ver o de algo que ni siquiera está apegado a los objetivos que estableciste en tu estrategia.

Precisamente por esta situación es que debes tener un calendario editorial a la mano para que tu blog alcance todas las metas propuestas en el lapso establecido.

Las principales ventajas que un calendario de este tipo traerá a tu marca son:

  • Tener una ventaja competitiva: un contenido organizado y orientado a satisfacer las necesidades de tus Buyer Personas siempre será mejor visto, así que te preferirán a ti antes que a tu competencia.
  • Experto en el sector: contar con una organización de lo que saldrá en tu blog de acuerdo a tendencias, gustos e intereses de tu audiencia hará que logres posicionarte como un experto de tu nicho. 
  • Fidelización de usuarios: al darles la información de calidad que necesitan, tus clientes creerán más en lo que ofreces y pueden establecer una conexión emocional contigo que no se desvanezca con el tiempo.
  • Posicionamiento SEO: si trabajas en que tus artículos sean los primeros en los buscadores, tu público objetivo comenzará a notarte más. Al tener organizado todo tu contenido, podrás enfocarte aún más en esta actividad.
  • Atracción del tráfico correcto: al tener el contenido que le interesa específicamente a tu audiencia objetivo, atraerás a las personas correctas a tu blog.

De modo que es un must contar con un calendario editorial para tu blog, pero ¿qué es lo que debe contener?

Información precisa

No es necesario que desarrolles demasiado todos los temas de tu blog; sin embargo, un calendario editorial bien planificado siempre contendrá cierta información, como:

  • Título: ¿Cuál es el título que generaste en tu lluvia de ideas o brainstorming?
  • Buyer Persona: ¿A qué tipo de audiencia va dirigido este contenido?
  • Enlaces relevantes o palabras clave: ¿Qué inspiró el tema o debería incluirse?
  • Plazos: ¿Cuándo es necesario escribir y editar completamente los borradores?
  • Fecha de publicación: ¿Cuándo se publica el contenido?
  • Escritor: ¿Quién es el responsable de investigar y escribir el tema?
  • Editor: ¿Quién está editando el borrador, la verificación de hechos, etc.?
  • Plataformas: ¿Dónde se publicará y promocionará este contenido?

Eso es básicamente lo que debe contener tu calendario para estar completo, lo más recomendable es que esté en una hoja de Excel para una visión global de todos los temas y lo que falta por realizar.

Tips para hacer el calendario editorial perfecto

Nada está escrito en piedra, pero para que el calendario editorial de tu blog funcione debes tomar en cuenta lo que sigue:

Haz un brainstorming

Generar temas es una batalla constante entre tener suficientes tópicos, asegurándote de no repetirlos y manteniendo cada tema relevante para tus potenciales compradores. Para lograr esto puedes:

  • Centrarte en las personas y palabras claves: los Buyer Personas tendrán palabras claves asociadas con ellos. Esas palabras claves te ayudarán a generar una gran cantidad de temas y a mantener la relevancia ante tu comprador ideal.
  • No te dejes atrapar por los detalles: genera títulos en lugar de contornos completos. Si comienzas a describir cada tema, le estás quitando tiempo a la generación de ideas.
  • Fomenta la lluvia de ideas continua: no limites las ideas a una reunión. Tú y tu equipo deben registrar las ideas a medida de que surjan; por ejemplo, cuando un cliente presenta un problema particular o cuando encuentras un artículo relevante en las redes sociales.
  • Diversifícate: planifica usar contenido de fuentes externas para completar tu calendario editorial. Programa bloggers invitados, videos o publica enlaces a artículos relevante.
  • Genera el número correcto de temas: cuando llegues a la etapa de planificación, no querrás quedarte corto con los temas. Conoce con anticipación cómo se ve tu calendario de publicación y cuántos temas se necesitan para llenarlo.

Toma la delantera al programar tu contenido

Es importante que todas las grandes ideas que generes no se vean como chispazos creativos en tu blog y en los canales de las redes sociales. Quieres coherencia tanto en temas de publicación como de contenido, ¿cierto?

Algunos recomiendan planificar todo un año de una vez, pero es posible que trabajes mejor trimestralmente. De cualquier manera, debes mirar el panorama general y planificar tu contenido a largo plazo. Esto te permite capitalizar ciertos temas para temporadas, eventos o vacaciones.

No dejes de ser flexible con tu contenido

El trabajo de un escritor de blog es generar contenido relevante e importante antes de la fecha límite, incluso si no estaba en el plan original, pero tu tarea es mantenerte a la vanguardia. 

Puedes cambiar temas que consideres débiles, cambiar el curso de la investigación o agregar nuevo contenido a medida que este surja.

Actualiza tu calendario regularmente

No dejes que tu calendario se disuelva en un caos cuando algunas cosas cambien. Adapta tu calendario a medida que se introducen nuevos temas o se realizan publicaciones inesperadas. Si has puesto tu calendario en un administrador basado en la web, esto será muy sencillo.

El éxito de un calendario editorial y, por extensión, de tu marketing de contenidos se reduce a la estrategia. Debes ser capaz de generar muchos temas sólidos, crear un plan para crear constantemente contenido basado en esos temas y garantizar, si tienes un equipo, el compromiso de todos.

Ten un seguimiento de cada pieza de contenido

Como mínimo, tu calendario editorial debe rastrear las fechas en las que se publican diferentes partes del contenido. Pero ese no tiene que ser el único "estado" rastreado. También puedes incluir fechas de deadlines para que así no dejes de publicar en los momentos propicios.

Incluye los enlaces de tus posts publicados

Después de publicar tu contenido, agrega enlaces a la pieza que ya está publicada en tu calendario de contenido.

Estos enlaces pueden ser recursos útiles más adelante. Pueden ayudarte a ti y a tu equipo a encontrar fácilmente cualquier parte del contenido que hayas publicado. Y pueden ayudar a mejorar los esfuerzos de SEO cuando interconectas tu contenido.

En conclusión, haz que tu calendario editorial tenga todo lo que necesitas para que tu público objetivo reciba contenido de calidad, pero sin dejar de actualizarlo y de ponerlo a punto una vez que esté listo.

Photo by CoWomen from Pexels

Los comentarios están cerrados.